domingo, 23 de octubre de 2011

Breve introducción post-noche

Cuando amaneces, el peso de todas las cervezas del mundo y la densidad de las nubes caen justo arriba de tus pestañas y después de media hora de silenciar la murga de tus tímpanos te decís a vos mismo - "Basta, no tomo más..."


Ahí mismo te imaginas a tu amigo diciendo "te grabaría hijo de puta..." y lo que dijiste anteriormente se vuelve una falacia del tamaño de una milanesa de los gallegos(entera)...


Sin más metas en la vida que encontrar una daga bien afilada y con tu nombre en el mango para terminar tu sufrimiento tres elementos se materializan en la escena para que tu cerebro reciba un electroshock de vida:


1- Cocacola bien fria, un vaso ENORME (Si tiene hielo es un PLUS, como cuando eras chico y el juguetito del Kinder se podía armar y no era un choto rompecabezas o un enanito con una regadera de mierda)


2- Doble cuarto de libra con queso y las papas bien doradas y calientes...


3- S-I-L-E-N-C-I-O...




Poco a poco volvemos a la vida... paso a paso...Nunca de golpe, nos haría muy mal...


El primer auto que escuchamos pasar por la calle, algún pajarito perdido que alegremente no se tomó la vida anoche vuela con gracia cantando una de los redondos,el comentario de la señora que vive a la vuelta de casa que nunca supe su nombre pero tiene una extraña manera de combinar polleras con camisas y chinelas de muchos colores...


Nunca de golpe...


Siempre regulando cada movimiento, cada vuelta en la cama, cada percepción...






Nunca de golpe...




"Buenas tardes, para todos los que nos acaban de sintonizar les comentamos que tenemos un día hermoso, 20 grados de temperatura y los saludamos con ésta hermosa canción de David Bisbal..." (MANOTAZO AL DIAL DE LA RADIO)


Y en tu cabeza empiezan a florecer los frutos de la lucidez... Nunca de golpe...




Nunca de golpe...

2 comentarios: